Los escarabajos tienen 6 patas

Un escarabajo es un insecto, y por lo tanto tiene seis patas. El cuerpo de cada insecto tiene cabeza, tórax y abdomen. Las patas y alas de un escarabajo están unidas a su abdomen.

Las antenas del escarabajo, que le ayudan a encontrar comida y un compañero, se encuentran en su cabeza. Estas antenas también sienten las vibraciones producidas por los depredadores. El abdomen del insecto contiene sus órganos digestivos y reproductivos. Todo el cuerpo está cubierto por una capa dura llamada exoesqueleto, que funciona como una armadura protectora. Aunque todos tienen la misma estructura básica, los escarabajos vienen en una amplia gama de formas, colores y tamaños, desde insectos miniaturas hasta insectos saltarines o insectos de la papa.

Los escarabajos tienen seis patas articuladas que comprenden el fémur, la tibia y el tarso. Como muchos otros insectos, los escarabajos tienen garras, generalmente un par, en el extremo del último segmento tarsiano de cada pata. Éstas se conocen como “garras tarsianas”. Mientras que la mayoría de los escarabajos usan sus patas para caminar, las patas pueden ser modificadas y adaptadas para otros usos. Entre las familias acuáticas, las piernas, sobre todo el último par, se modifican para nadar y a menudo tienen filas de pelos largos para ayudar a este propósito. Otros escarabajos tienen patas fosoriales (adaptadas a la excavación y a la vida bajo tierra) que se ensanchan y a menudo giran para ser más eficaces al excavar. Las especies con tales adaptaciones se pueden encontrar en la familia de los escarabajos (Scarabaeidae), carábidos e histéridos. Las patas traseras de algunos escarabajos, como el escarabajo pulga (alticinos) son más grandes y están diseñadas para saltar.

Patas para nadar

Las patas del escarabajo buceador

Las patas traseras de los escarabajos buceadores (Dytiscus marginalis) poseen varias filas de pelos que forman unas aletas bastante ligeras. Estas patas modificadas proporcionan mayor superficie de contacto y permiten al escarabajo remar eficientemente a través del agua. Las otras patas de este insecto se pliegan a los lados de su cuerpo. Esto le permite mantener su forma aerodinámica.

Patas para excavar

Patas del escarabajo pelotero

Las patas de los escarabajos peloteros (o estercoleros) están adaptadas para excavar, apretar y empujar. En los segmentos tibiales de sus poseen extensiones sólida en forma de púas llamadas dientes tibiales. Estas extensiones, normalmente mas desarrolladas en las patas delanteras o anteriores, facilitan la tarea de excavación. Por otro lado, las patas posteriores, bastante ligeras y ágiles, son lo suficientemente fuerte para empujar objetos bastante grandes y pesados en relación al escarabajo.

Como habrás observado, la gran cantidad de especies de escarabajos hacen igual de variada las formas, tamaños y funciones de sus patas. Pero el factor común siempre es el número de patas, 6.