Escarabajos con pinzas, este término se utiliza normalmente para referirse al escarabajo ciervo, de la familia Lucanidae, también llamado ciervo volante, es una de las 900 especies de escarabajos (Coleóptero) en los que las pinzas (mandíbulas) están muy desarrolladas en el macho y se asemejan a los cuernos de un ciervo.

Lucanos Cervus

Lucanus cervus

En muchas especies las mandíbulas elaboradamente ramificadas y dentadas pueden ser tan largas como el escarabajo mismo. A pesar de que las mandíbulas de las hembras son más pequeñas, son las que probablemente puedan causar algo de daño. Si se manipulan sin cuidado, su pellizco puede fácilmente hacer sangrar a una persona.

En algunos casos, las mandíbulas son tan grandes que pueden resultar un impedimento para el movimiento del escarabajo.

La mayoría de los escarabajos con pinzas son robustos y de color negro o marrón. Sin embargo, algunos son de colores brillantes. Por ejemplo, el Chiasognathus grantii de Chile, que es verde metálico y rojo irisado; y de Phalacrognathus muelleri de Australia, que es carmín metálico y está bordeado de verde. Curiosamente, algunas imágenes de estas especies mencionadas han sido utilizadas en postales y en estampillas.

Los ciervos adultos miden entre 8 y 40 mm (0.4 a 1.6 pulgadas) de largo, aunque el macho de los escarabajos ciervos Odontolabis de la India Oriental mide más de 100 mm (aproximadamente 4 pulgadas) de largo. El escarabajo Cladognathus giraffa macho de la India y Java es casi igual de largo, y sus mandíbulas representan aproximadamente la mitad de su longitud total.

Cladognathus giraffa

Cladognathus giraffa

También hay especies de estos escarabajos que se encuentran en el continente Americano, como el Lucanus capreolus y L. placidus, que son comunes en el este de Estados Unidos, y L. mazama (escarabajo ciervo del álamo), que se encuentra en el suroeste. L. capreolus se distingue por su color marrón rojizo brillante, mientras que L. placidus y L. mazama suelen ser de color marrón oscuro o negro.

La mayoría de los escarabajos con pinzas viven alrededor de troncos podridos de los que se alimentan sus larvas, mientras que los adultos se alimentan de savia. Muchas veces estos escarabajos son atraídos por las luces en las noches.