Manteniendo escarabajos como mascotas

Los escarabajos se han vuelta muy populares como mascotas, siendo muy exóticos en algunos países. Como por ejemplo en Asia, donde los escarabajos hércules y rinocerontes pueden ser bastante costosos. Si estás pensando en cuidar o criar estos animalitos, en esta sección encontrarás toda la información necesaria junto a los mejores consejos.

como criar escarabajos

Hay algunas cosas importantes a tener en cuenta si vas a mantener este invertebrado como mascota:

La primera es que si es tu primer escarabajo, necesitarás aprender cómo cuidarlos y replicar su hábitat natural, esto incluye conseguir un buen sustrato y el tipo de alimento que tu tipo de escarabajo necesita.

La segunda es que si quieres mantener tu vivario constantemente con escarabajos, seguramente desearás conseguirlos o comprarlos en pares, macho y hembra. ¿Por qué? En parejas, estos escarabajos se aparearán y te darán una buena cantidad de huevos, con los que podrás asegurarte que tendrás una nueva camada al eventualmente morir tus escarabajos adultos.

La tercera es que los escarabajos adultos no viven tanto tiempo, aunque si aprendes más sobre su ciclo de vida, como acabamos de mencionar, podrás descubrir cómo criarlos y mantener unos cuantos siempre en tu colección. Las especies grandes viven alrededor de 3 meses. Algunos escarabajos ciervos pueden vivir mucho más que el promedio, unos 18 meses si reciben un buen cuidado.

Y finalmente, si estás cuidando de especies exóticas no autóctonas de su región, entonces DEBES asegurarse de que se mantengan contenidas y separadas del mundo exterior, incluso una vez que hayan muerto. Introducir insectos no nativos a tu región puede tener repercusiones serias en el ecosistema.

Cuidado de tu escarabajo mascota

Ahora que has decidido criar algunos escarabajos, es hora de aprender sobre los cuidados generales de estos pequeños animalitos.

Los escarabajos más populares como mascotas, necesitan un cuidado bastante similar en cuanto a su alimentación, hábitat y mantenimiento, te aconsejamos investigar un poco más sobre la especie que estás cuidando y determines si esta tendrá algún requerimiento especial.

Cuidando tu larva de escarabajo

Generalmente las especies que habitan en el suelo comen hojas, madera y demás materia vegetal en descomposición, hay sus excepciones, como las que comen raíces, otros gusanos e incluso las que son caníbales, estas últimas deberás criarlas por separado por obvias razones.

larvas de escarabajos mascota

Conseguir el alimento para tu larva no debería ser problema, en cualquier zona boscosa o incluso tu propio jardín podrás encontrar hojas o madera en descomposición. Otro método que podrías emplear es fabricar tu sustrato de la misma forma en la que preparamos el abono para nuestras plantas.

El contenedor donde se alojará tu larva deberá tener buena ventilación, humedad, temperatura y espacio suficiente para que esta se pueda mover libremente. Esto también dependerá del tipo de escarabajo, ya que el tamaño de las larvas puede variar muchísimo de una especie a otra. Por lo general, un contenedor de 30x30cm y con unos 10 a 20cm de tierra o sustrato, bastaran para que tu larva esté cómoda.

Recuerda mantener el sustrato húmedo, pero no encharcado y siempre estar atento a la cantidad de comida disponible.

Cuidando tu escarabajo adulto

Escarabajos rinocerontes machos adultos

Los cuidados de tu escarabajo en su forma adulta serán bastante distintos a los de tu etapa larvaria, su alimentación y recreación de hábitat, como siempre, dependerán de la especie que estás criando o cuidando.

Los escarabajos más comunes como mascotas se alimentan de frutas y néctares. También existen productos alimenticios comerciales para escarabajos que tienen ciertas ventajas sobre la fruta fresca, como el no atraer moscas de la fruta, pero estos son un poco difíciles de conseguir en algunas localidades. Siempre mantén un suministro de fruta fresca en el contenedor y cuida la cercanía de esta con la fuente de calor que estés utilizando para regular la temperatura en el hogar de tu pequeño amigo.

El hábitat de tu escarabajo debe tener bastante espacio para que este se mueva libremente, entre 5 a 10 centímetros de tierra húmeda serán suficientes, coloca algunos troncos y ramas para que este pueda trepar y escoger el lugar que más cómodo le parezca.

En esta etapa los escarabajos serán capaces de aparearse y colocar huevos, así que deberás estar atento a la aparición de posibles huevos e incluso larvas.

Como toda mascota, los escarabajos requieren de cuidados especiales. El hecho de ser pequeños no significa que siempre serán fáciles de cuidar en principio. Por esta razón, te recomendamos aprender más sobre el tipo de escarabajo que estas criando para tener éxito.